29 12 / 2012

Ya son las doce y yo sigo desalmada… muriendo en silencio. Con umbrales corazón roto y sin energía